Puentes y Calzadas

 

Mérida se convirtió en la red de comunicación más importante del oeste de la península ibérica. Calzadas como la Vía de la Plata, las que se dirigían a Lisboa, a Córdoba, a Toledo y Zaragoza, todas se encontraban en Mérida. Puentes sobre los ríos Guadiana y Albarregas. Gran cantidad de caminos y vías hacían de Mérida el centro social y cultural, Capital de la Lusitania.

 

 Puente romano sobre el río Guadiana

Data del origen de la colonia de Augusta Emerita. Los tramos de inicio y final del puente conservan los rasgos de su construcción primitiva. Las crecidas del río Guadiana y los conflictos bélicos, han hecho constantes las reconstrucciones del puente, desde los romanos; pasando por los visigodos y la última realizada en el siglo XIX, que es la que configura su estado actual. Originalmente se realizó con dos tramos de arquería que se unían mediante un tajamar, levantado, para frenar la fuerza de la corriente. Esta construido con un núcleo de hormigón romano revestido con sillares almohadillados. Consta de 60 arcos, y aliviaderos donde el agua discurre con más fuerza. Los pilares originales dispones de tajamares redondeados para aliviar la fuerza del agua. Mide 792m de largo y 12m de altura con respecto al cauce medio del río.

 

 

 

 Puente Romano sobre el río Albarregas

Construido en el siglo I, siendo la salida de la ciudad por el norte. Se hallaba en la prolongación del Cardo Maximus, por la Vía de la Plata hacia Astorga. Edificado por cuatro arcos con sillares de granito almohadillados, con núcleo de hormigón. Mide 145m de largo, 7,90m de ancho y una altura media de 6,50m.  Para evitar el daño por las crecidas del río, hizo necesario la construcción  de dos pequeños arcos a modo de aliviaderos.

 

 Puente romano de la Alcantarilla

Construido en el siglo I, para salvar un pequeño arroyo. Mide 7m de largo y 4,30m de ancho. Es un puente de un solo arco realizado en hormigón y cubierto con sillares almohadillados. No se conservan apenas restos.

Ver Puentes romanos

 

 Vías de Emerita

La red de calles se trazó como en todas las ciudades romanas, calles  paralelas y perpendiculares sobre dos ejes principales.
El Decumanus Maximus – de Este a Oeste- y el Cardo Maximus- de Norte a Sur-. En la intersección de ambas se edificaba el Foro y se instalaban los edificios principales.
Se construían con varias capas e tierra y grava, y se pavimentaban con losas de diorita.
Estaban dotadas de pórticos para el paso de peatones y poder resguardarse del sol y la lluvia. También en estos pórticos es donde se encontraban las tiendas.
Se pueden observar restos de calzadas en la Alcazaba, en el Teatro y Anfiteatro, casa del Mitero, calle Santa Eulalia, en el MNAR y el subsuelo del Centro Cultural de la Caja de Ahorros de Badajoz.

 

Calzada MNAR

 

Restos Decumanus Maximus

 

Calzada Anfiteatro y Teatro

 

 

Ver Calzadas Romanas

 

HISTORIA

 

 

 

Menú

 

 

Vida en Emérita

Casa del Anfiteatro

Casa del Mitreo

Necrópolis

 

Trama Urbana

Foro de Emérita

Arco de Trajano

Templo de Diana

Más de Emérita

Espectáculos y ocio

Teatro

Anfiteatro

Circo

 Periferia e infraestructuras

El Agua; Acueductos y Pantanos

Puentes y calzadas

Extremadura Romana

Ciudades de Hispania