Libia

 

La costa de Libia fue el lugar escogido para fundar la primeras colonias fenicias. Tripoli fue originalmente un grupo de colonias fenicias que se establecieron durante el siglo V a.e.c. que luego pasaron a depender de Cartago. Los fenicios fundaron en la zona tres grandes colonias: Oea (actualmente Tripoli), Labda (Leptis Magna) y Sabrata, en un área que vino a conocerse colectivamente como Tripolis (tri + polis, tres ciudades), la Tripolitania, como le llamaron los romanos. En el 146 a.e.c. después de la III Guerra Púnica las tres ciudades formaron parte del Imperio Romano, pero estas tierras fueron asignadas al aliado de Roma, el rey de Numidia. Julio César depuso al rey de Numidia, por apoyar a Pompeyo en las guerras civiles de Roma, y la Tripolitania se convirtió en una provincia romana.
Al otro lado del golfo de Sirte, la Cirenaica fue colonizada por los griegos, Cirene, en el siglo VII a.e.c. Posteriormente otras cuatro colonias griegas se establecieron en el área: Barca (Merj); Euhesperides ( Bengasi); Teuchira (Tocra) y Apolonia (Marsa Susa). Se las conoció al conjunto como Pentápolis. Ptolomeo VIII legó la Cirenaica a su hijo natural Ptolomeo Apión, el cual, a su muerte, en 96 a.e.c., deja su reino en herencia a Roma. Cirenaica se convierte en una provincia romana que también incluye Creta en el 74 a.e.c.
Durante más de 400 años, Tripolitania y Cirenaica fueron prósperas provincias romanas. El dominio romano se circunscribió.
Con la partición del imperio en 395, Cirenaica fue asignada al imperio oriental, mientras que Tripolitania quedó dentro del occidental. Esta división también se vio reflejada también en el terreno religioso. Tripolitania quedó bajo la jurisdicción del papa de Roma, mientras que Cirenaica quedó bajo el patriarca de Alejandría.
En el siglo V, Tripolitania fue conquistada por los vándalos.

 

Leptis Magna

La ciudad fue fundada por colonos fenicios alrededor del 1100 a.e.c, pero alcanzó su importancia con Cártago. Después de la III Guerra Púnica en el 146 a.e.c., se convirtió en parte de la Imperio. Bajo el reino del emperador Tiberio, Leptis Magna se incorporó formalmente al imperio bajo la provincia romana de África.
Leptis Magna alcanzó su apogeo en el año 193 con el ascenso al trono imperial, de Lucio Septimio Severo, quien era oriundo de la ciudad;  la tuvo como su favorita entre todas las ciudades provinciales, e hizo de ella una de las más importantes ciudades del África, llegando a ser rival de Cártago y Alejandría. En el 205 visitó la ciudad y fue recibido con grandes honores. Llegó a tener 100.000 habitantes.

Durante la crisis del siglo III, cuando el comercio entró en un declive Leptis, a mediados del siglo IV, gran parte de la ciudad había sido abandonada. Durante el reinado de Teodosio I gozó de un pequeño renacimiento.

En el 439, Leptis Magna y la Tripolitania cayeron bajo el control de los vándalos, el rey mandó a destruir las murallas de la ciudad para disuadir al pueblo de rebelarse contra el dominio vándalo.

Hoy día, el yacimiento de Leptis Magna es uno de los más impresionantes del imperio romano.

Entre los edificios conservados, destaca el imponente arco de triunfo construido en honor del emperador cuando  visitó su ciudad. Cerca de allí hallamos las termas de Hadriaric, totalmente recubiertas de mármol y granito, son las más importantes construidas fuera de Roma. Un poco más alejado se halla el santuario llamado Nymphaeum, con foro, basílica, teatro, calzada y un circo parcialmente excavado que se tiene por uno de los mayores de todo el Imperio. Sus ruinas están ubicadas cerca de Trípoli en Libia.

 

Pisida

La necrópolis de Abu Kammash desenterrada por casualidad durante unas obras ilegales, guarda vestigios de un período de tiempo que se dilata durante 800 años. En 2001, una excavadora que realizaba una zanja de canalización de agua chocó con un curioso terraplén a la salida de la ciudad de Abu Kammash. Los responsables de la empresa silenciaron el incidente y siguieron excavando. Pero al final aparecieron tumbas, y el secreto acabó por desvelarse. Una impresionante necrópolis, utilizada desde el siglo II a.e.c hasta el VI. Han sido descubiertas e inventariadas unas 40 tumbas, en cuyo interior se han hallado: lámparas de aceite, ánforas, urnas funerarias, cuencos, cántaros, pequeños vasos de vidrio, monedas, fragmentos de mosaicos..... La necrópolis fue sucesivamente utilizada por fenicios, romanos y bizantinos.

 

Cirene

Cirene formó parte de las Cirenáicas, las cinco ciudades griegas que formaban Pentápolis. Las ruinas se encuentran junto a la moderna Shahat, a 220km al este de Benghazi. La colonia fue fundada en el siglo VI a.e.c. Ha sido excavada parcialmente. En las excavaciones han aparecido templos, el ágora, gimnasio, el teatro griego de Myrtusa, necrópolis, mosaicos y estatuas.

 

Sabratha

A 68 kilómetros al oeste de Trípoli, se encuentra Sabratha. Antigua colonia fenicia. En el 157 se convirtió en colonia romana. Se conserva un mausoleo triangular con pilares en forma de leones y perros. De los monumentos hallados destaca el teatro de piedra rosada, con 108 columnas de mármol, construido a mediados del siglo III con un aforo para unos 5.000.- espectadores, con un escenario de 25m de altura. La ciudad prospero gracias al comercio de animales salvajes. En época de Trajano cada cuatro meses eran necesarios 11.000.- animales.

 

Más restos se han hallado en: AL URBAN donde se halló un mausoleo libio-romano. En SULTAN se halló el altar de los Philenos con sus respectivas estatuas de bronce. Su altar en el golfo de sidra marcaba la frontera entre Grecia y Carthago. En APOLONIA (Marsa Susa) se halló el teatro, los restos de puerto y un complejo termal. En BERENICE (Bengazi) un templo y varias viviendas. En DARNIS (Derna) restos de la muralla tardorromana. En GHIRZA se hallaron mausoleos libio-romanos y grandes villas forticadas. En OEA (Trípoli) se conserva el arco de Marco Aurelio y en su museo gran cantidad de vestigios romanos. En SUGOLIN (Zliten) se conservan los mosaicos de la villa de Dar Buc Amera. En TOLEMAIDA (Tolmeita) se conserva el foro, las termas, el teatro y varias villae. En VILLA SLIN  se conserva la villa del mismo nombre una de las más bellas del país.

 

Marruecos - Argelia - Túnez - Libia

Cronología

 

Imperio Romano
 
 

MENÚ

HISPANIA