CASTELLÓN

 
 

ELS PORTS

• CASTELLFORT
Se cree que en Castellfort estuvo asentado primeramente un fuerte romano.
• CINCTORRES
Existen vestigios en sus alrededores de poblados íberos.
• FORCALL
Uno de los puntos arqueológicos más interesantes de Castellón lo constituye la "Moleta dels Frares", probablemente la "Res Publica Lesserensis" de Ptolomeo, núcleo de población íbero-romano estratégico en las comunicaciones entre el Mediterráneo y el Valle del Ebro.

Posiblemente el yacimiento arqueológico más importante de la provincia de Castellón. Se descubrió en 1876. Las investigaciones realizadas desde entonces parecen demostrar una continuidad en su población desde la Edad de Hierro hasta la época tardorromana. Es evidente que fue un núcleo importante en la época romana, y es el único yacimiento de este periodo entre Sagunt y Tortosa. Identificada con la ciudad romana de Lessera. Los restos están bastante deteriorados, no sólo por las inclemencias del tiempo sino también por las excavaciones furtivas y los destrozos vandálicos. De sus elementos fortificados destaca la muralla que protegía la ciudad, una buena parte de la cual se conserva en la zona de entrada.

• MORELLA
La antigua Castra Aelia de los romanos.
En su comarca se han encontrado numerosos restos arqueológicos. Se conservan las pinturas rupestres de Morella la Vella que atestiguan la presencia del hombre prehistórico por estas tierras. En Les Solanes fueron halladas alrededor de una veintena de sepulturas de la Edad de Bronce.
Con la llegada de los celtas se estableció en el actual emplazamiento de Morella la tribu de los beribraces o brigaces.
De la estancia de los griegos destaca el denominado Tesoro de Morella; los cartagineses, también estuvieron por estas tierras y no lograron someter a los ilercavones, descendientes de los beribraces.
Aníbal pactó con ellos y los convirtió en aliados suyos. Mandonio, régulo de Mandonia (Morella), participó en las guerras púnicas y los ilercavones lucharon unas veces al lado de los cartagineses y otras a favor de los romanos.
Tras la muerte del general Quinto Sertorio, que se había rebelado contra el poder de Roma, toda la comarca pasó a depender de los romanos. La ciudad adquirió el título de municipio romano y se integró en la provincia Tarroconense.

 
COMARCA L'ALT MAESTRAT

• ALBOCÀSSER
Son frecuentes restos arqueológicos de tiempos prehistóricos, ibéricos y romanos.
• ARES DEL MAESTRE
Se han hallado excepcionales pinturas rupestres pertenecientes al Arte Rupestre Levantino, en la Cueva Remigia. También destaca el castillo con restos ibéricos. La ciudad fue edificada y fortificada por los romanos.
• CATÍ
Se han hallado pinturas rupestres, y restos de asentamientos ibéricos y romanos.
• CULLA
Culla remonta sus orígenes a épocas prehistóricas, prueba de ello son los restos arqueológicos encontrados alrededor de la "Font de la Carrasca", y en "la Roca del Corb", así como las pinturas rupestres del "Barranc de Santa María” y “Covarxa”. También destacan  los restos del poblado íbero del Catellar.

• TÍRIG
• VILLAFRANCA DEL CID

En Villafranca se ha hallado el poblado del bronce de "L'Ereta del Castellar", pinturas rupestres, numerosos yacimientos ibéricos. De época romana se han hallado restos de antiguas calzadas secundarias, monedas imperiales, etc.

COMARCA EL BAIX MAESTRAT

• ALCALÀ DE XIVERT
De época ibérica se encuentran abundantes restos arqueológicos: Poblados como El Palau y El Tossalet, necrópolis como La Solivella, y El baixador d'Alcossebre, lápidas escritas, restos cerámicos y metales en El Corral de Royo, Pulpis, Irta y Xivert, monedas en Regalfarí, Alcalá y Xivert, y enterramientos dispersos en Capicorp, Palaba y Alcossebre, que demuestran una densa red de poblamiento en dicha época. De época romana se han hallado lápidas funerarias en el Corral de Royo, Corral Blanc y Almedixer, y en la vía que cruzaba de norte a sur el término por el llano de Alcalá. En junio de 2013, los arqueólogos recuperan una vasija fenicia en las excavaciones del poblado descubierto en el entorno de la ermita de Santa Lucía. Se trataría de un poblado rodeado de una muralla que data de los siglos VI y VII a.e.c.
• BENICARLÓ
Los orígenes de Benicarló, podemos hallarlos en los poblados ibéricos del Puig y de la Tossa, cuya época de máximo esplendor se sitúa en los siglos V y IV a.e.c, los restos de muralla de esta época pueden ser contemplados en las afueras de la Ciudad. En sus aguas se ha hallado los restos de un barco romano.
• CANET LO ROIG
Se han hallado en algunas excavaciones en las calles de Espalats, Sant Antoni y Monjetades restos cerámicos correspondientes a un poblado de la época final del bronce y principios de la cultura ibérica.
• CERVERA DEL MAESTRE
Cervera del Maestre tiene una larga historia de la que destaca el Mas d'Aragó, una villa agrícola romana. Fundada por los griegos focenses en el 331 a.e.c.
• XERT  
En su término se conservan restos de un importante poblado de la Edad del Bronce, la Mola Murada, con recinto fortificado y restos de habitaciones en su interior.
• JANA, LA
Por la Jana discurría la Vía Augusta como lo demuestran la existencia de una villa romana y un miliario. Se localiza en la Plaza Mayor, frente a la Iglesia Parroquial. Su exacta ubicación histórica es un determinado punto de la Basa Llaurens.  
• PEÑÍSCOLA
Peñiscola, remonta sus orígenes a la tribu ibera de los ilercavones.
Más tarde pasaron por aquí fenicios y cartagineses (se dice que Aníbal vivió aquí varios años).
Posteriormente fue colonia griega, llamada Chersonesos (en griego península). Los romanos lo tradujeron como paene+iscola "casi isla" que dará origen al nombre de Peñiscola.
• ROSELL
El resto de población más antiguo corresponden al período del Bronce valenciano. De la época íbero-romana destaca el interesante yacimiento del Mas de Vito, que era a una explotación agrícola.
• SAN JORGE
Conserva restos ibéricos y romanos.
• SANT MATEU
Existen muestras de pintura rupestre levantina, restos de la Edad de Bronce. De época íbera están inventariados varios yacimientos en el término municipal, como el Boverot, el Tossal de Carruana, la Mare de Déu dels Angles, la Bastida i els Molind, en su mayoría alterados por labores agrícolas. En época romana existía un asentamiento en el actual emplazamiento de la población, hecho confirmado por los hallazgos hechos el año 1925 en unas obras de canalización de aguas en la calle Sto. Domingo. En la Iglesia de Sant Pere se documentó un silo y varios muros asociados a materiales ibero-romanos, indicando la ocupación de la parte alta de la localidad durante el cambio de era. En el interior de la iglesia arciprestal se realizaron dos sondeos arqueológicos donde aparecieron fragmentos de Terra Sigillata Hispánica, correspondientes al período romano imperial. Hay otras hipótesis que identifican la localización de la población con Intybilis, ciudad de la Ilercavonia citada por los autores clásicos.
• TRAIGUERA
En el siglo VI-I a.e.c., era la ciudad íbera llamada llercavonia, donde surgió el mítico Caudillo Mandomio, "el Viriato del Maestrazgo", llamado así por haber unido a las tribus llercavonas contra el general romano, Escipión. Por Traiguera pasaba la "Vía Augusta''. De este periodo se conserva un "Dionisos" en bronce, restos de cerámica y algunos yacimientos sin explotar.
• VINARÒS
Son inciertos los orígenes de la ciudad de Vinaròs. Sus orígenes se remontan al asentamiento del poblado ibérico de "El Puig".

COMARCA LA PLANA ALTA

• ALMASSORA
La actual ciudad está asentada sobre restos arqueológicos de periodos anteriores, Ibéricos y del Bronce Medio. El río Mijares era conocido por los romanos como "Idubeda".
En la huerta gracias a la toponimia, conocemos posibles lugares donde pudieron existir villas romanas, es el caso de la Vila - Roja, donde en el año 1998 aparecieron restos de sillares en piedra conformando parte de una acequia de regadío.

El poblado ibero del Torrelló del Boverot, está situado en las terrazas superiores del río Mijares, es muy pequeño en extensión, pero se han hallado, piezas excepcionales tanto por sus formas como por sus decoraciones. Una de las fases que mejor están datadas es la que se produce alrededor de las siglos VIII - VII a.e.c., donde se construyen unas viviendas elipsiodales en las cuales se han hallado restos cerámicos realizadas a mano y de colores negruzcos. Posteriormente, hay un cambio en el sentido orientativo de las casas, construyéndose de norte a sur, con muros completamente rectilíneos, donde se hallaron restos de las ánforas conocidas como fenicias, en las cuales se ha documentado que llevaban unas vino y otras salazones. En la última fase de la ocupación del poblado, a finales del siglo II a.e.c., encontramos diversas viviendas que se alinean entorno a una calle central de un metro de anchura, donde se han encontrado unas escaleras con cuatro peldaños.

En el interior de una de estas casas y situado debajo del suelo de una chimenea, se hallaron los restos de un niño recién nacido. En los restos cerámicos se han  documentado miel con restos de higos o miel con frutos carnosos, además de la existencia también en ánforas de cebada
fermentada o cerveza. En cuanto al estudio de los huesos, se han detectado animales domésticos principalmente, gallos, ovejas, cabras, conejos, caballos, cerdos, y restos de un ciervo.
• BENICÀSSIM
Benicàssim posee vestigios de poblamientos que se remontan a la Edad de los Metales. Eneolíticos son los materiales aparecidos en la Comba, la Mola del Cigalero, y pertenecen a la Edad del Bronce los enterramientos de Fontallada y las capas inferiores de las ruinas del Castillo.
• BENLLOCH
En el término municipal se han hallado vestigios íberos. La Vía Augusta cruza el término municipal de Norte a Sur. Está totalmente señalizada y han aparecido restos arqueológicos diseminados junto a ella. Actualmente (marzo 2012) se está trabajando en este tramo que forma parte de la Vía Augusta en el itinerario entre San Mateo y Pobla Tornesa, recorrido que se conoce tradicionalmente como Camí dels romans. La actuación ha recuperado un tramo de calzada, de unos 30m de largo y 5'5m de anchura media.

• BORRIOL
Por esta localidad discurría la Vía Augusta. Numerosos yacimientos nos hablan de su pasado desde la Prehistoria como las pinturas rupestres de La Jonquera, y restos de la civilización íbera y romana.
De época romana destaca el miliario romano Siglo III de la época del Emperador Decio que jalonaba el paso de la Vía Augusta romana por Borriol.
• CABANES
De época romana se han hallado en las inmediaciones de la población varios fragmentos de lápidas, numerosos los hallazgos de cerámica y monedas romanas en el Pla del´arc, extensa llanura de 24 kilómetros cuadrados que toma el nombre del famoso arco que está en su centro.

              Este arco está formado por dos pilares cuadrangulares, opus quadratum, sobre los que se apoya un arco de medio punto compuesto de 14 dovelas; su altura actual es de 5,8 metros y su luz de 4m, careciendo desde el siglo XVII de enjutas y entablamento. Las seis dovelas centrales del arco tienen unos agujeros de 10x5 cms. que servirán para sujetar los sillares del entablamento, al cual pertenecen sin duda las piedras molduradas, convertidas en abrevaderos, del inmediato "Pou de la Roca” y las siete existentes en un edificio del "Carrer Nou" de Cabanes. En 1873 la Comisión Provincial de Monumentos de Castellón, para garantizar su mejor conservación, desvió el camino que pasaba por debajo de él, hizo pavimentar su base y colocó los catorce pilones. Se cree que su construcción es del siglo II; en base al hallazgo al pie del mismo de terra sigillata y varias monedas de esta época, además de su semejanza con otros monumentos coetáneos. Se cree que es un monumento funerario de carácter privado; relacionado con una Villa agrícola cercana a la Vía Augusta.
Todo parece indicar que Cabanes fue fundada en la época romana como una mansión de la vía Augusta hoy Cami del romans, con el nombre de Ildum.

• CASTELLÓ DE LA PLANA
De época romana se hallaron los restos de una necrópolis romana en las inmediaciones de la basílica de la Mare de Déu del Lledó. Recientemente han aparecido los restos de una villa romana en el barranco de Fraga y unas urnas funerarias de la época ibera. Los nuevos hallazgos arqueológicos en la necrópolis romana descubierta junto al camino Villamargo hacen pensar a los expertos que la villa romana tuvo un carácter comercial y ganadero. La villa esta datada entre los siglos I a.e.c. y III. Son los primeros hallazgos romanos documentados de la historia de Castellón. La excavación se localiza en el Camí Villamargo. El yacimiento hallado en el entorno del Caminàs, refuerza la tesis de que la Vía Augusta discurría por esta calzada de origen íbero que conectaba con otros emplazamientos localizados en la provincia como la villa de Benicató en Nules, Vinarrajell en Burriana o el Mas d'Aragó en Traiguera. Posiblemente dependía administrativamente de Saguntum. Un embarcadero, el de Fadrell, permitiría a la villa cargar el género con destino a otras zonas.
La villa estaba orientada al mar, poseía un pórtico con columnas. Los materiales hallados no dejan lugar a dudas sobre la importancia del yacimiento.

• COVES DE VINROMÀ, LES
Sobre el nombre de la villa existe la duda de si su origen es romano Vincens Roma o árabe Cide Aben - Romá. Se ha hallado un asentamiento romano como lo demuestra el fragmento correspondiente a la parte central del frontón de un mausoleo y de un miliario encontrado en el "Pont de la Pedra Llerga".
• OROPESA
Existen vestigios del paleolítico e íberos.
• POBLA TORNESA, LA
Por una de sus calles más importantes, discurre la Vía Augusta, de la que se conservan aún tres miliarios, a lo largo de la senda del Romans.
• SANT JOAN DE MORÓ  
En esta localidad se halla el Tossal del Mollet con una superficie aproximada de quinientos metros. En el lado NE se observa los restos de la fortificación, mientras que el lado S corresponde a la zona que debió ocupar el poblado, cuyas construcciones apoyadas en la pendiente, ocupan una extensión de aproximadamente cien metros. Se trata de un verdadero e interesante complejo arqueológico, del que con relativa facilidad se diferencian cada una de sus partes más significativas: una villa, una acrópolis, y un castillo de forma rectangular cuya ocupación se constata ya en los alrededores del siglo V y hasta el IX.
• SIERRA ENGARCERÁN
Sierra Engarcerán tiene orígenes ibéricos en "El Castellàs" y algunas pinturas rupestres de arte levantino, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.
• TORRE ENDOMÉNECH
Los primeros vestigios de ocupación humana se encuentran en la Lloma Forner y els Racons, donde se ha hallado un poblado ibérico anterior al s. V a.e.c.
• TORREBLANCA
Es evidente la romanización de toda esta zona, la costa de Torreblanca fue muy visitada por naves romanas. En Torreblanca  se hallaron 204 monedas de oro de los siglos I y XI.
Las menciones del "camí dels romans" o del "camí vell", discurren hoy por fincas roturadas o por cultivos donde fueron hallados restos de cerámica y ánforas.
• VALL D´ALBA
De época romana destaca la Villa Romana del Pla de l’Arc. Frente al arco, las excavaciones recientes han puesto al descubierto parte de una villa romana conocida desde antiguo. junto a la cual se han exhumado 30 metros de uno de los márgenes de la Vía y parte del pavimento. En la actualidad se encuentra muy destruida por las labores agrícolas y por las diversas obras realizadas en el entorno del monumento, la aparición de un importante conjunto monetario en el que se incluyen diversos denarios e incluso áureos, da testimonio de la importancia del asentamiento.
• VILAFAMÉS
Las primeras evidencias de ocupación del entorno de Vilafamés, se hallan en la Cova de Dalt del Tossal de la Font, donde se localizaron restos antropológicos con una antigüedad de 80.000 años. En la Cova del Matutano, se localizó un yacimiento del Paleolítico Superior, con una antigüedad entre el 14.000 y 11.000 años.
También se hallaron pinturas rupestres en el Abric del Castell, conjunto datado en periodo Eneolítico. Además existen diseminados por el término municipal gran cantidad de asentamientos de diversos periodos entre los que destaca el yacimiento ibérico els Estrets-el Racó de Rata o El Tossal de la Font. De época romana destacan los restos de la villa romana d'Aiguamolls y la xcavación en la zona “Partida dels Bufadors”.
• VILANOVA D'ALCOLEA
Los primeros vestigios de ocupación humana se remontan a la época ibera cuyo asentamientos se localiza en el Puig Pedró, aunque proliferan más los restos de origen romano, como es el caso de los yacimientos de Els Gastells y el Más del Senyor. La vía Augusta atraviesa este término de norte a sur siendo paralela al trazado de la CS-238, habiéndose descubierto en el año 1992 restos de Ildum, estación romana de la provincia de l'Hostalo. Entre los restos hallados de época romana destaca un miliario en buen estado de conservación. El Miliario localizado, junto a la mansión del Ildum y la Vía Augusta, está realizado en piedra arenisca, tiene una altura de 2,70m y un diámetro de 0,62m. Se realizó en la época de Caracalla en el año 214 indicando la distancia de 283.000 pasos desde el inicio de la Vía en los Pirineos.

COMARCA L'ALCALATEN

• L´ALCORA
Restos de la dominación romana se hallan en las partidas de Montmirà, la Pereta y, sobre todo en la de Santa, donde existen vestigios de un gran asentamiento rural de época imperial junto al Camí dels Bandejats, que unía la zona prelitoral con las tierras altas del interior y cuyo origen pre-romano parece más que probado.
En la partida de Santa también han sido halladas 8 lápidas sepulcrales con epígrafe latino y unas termas romanas datadas entre los siglos I y IV y de unos 175 m2. El enclave presenta un estado de conservación variable, con un elevado grado de arrasamiento en el área sur. Los restos corresponden, en gran medida, a la cimentación de las construcciones. La entrada se realizaría por un acceso lateral. Desde este, se accede al frigidarium, habitación que funcionaría como vestíbulo. El suelo estaba decorado con un mosaico del que se ha conservado un trozo. Actualmente se está restaurando en el Museo de Cerámica. Son las únicas termas romanas que conservan una planta entera o completa en Castellón. Las termas se descubrieron como consecuencia de las obras de construcción del nuevo vial entre l’Alcora y Sant Joan de Moró en 2003.

• ATZENETA DEL MAESTRAT  
Los orígenes de Atzeneta son muy antiguos. Se ha hallado restos de cerámica ibérica en los alrededores de la ermita de San Juan del "Castell" y otros restos en las terrazas del Monleón.
• COSTUR  
Los vestigios conocidos de época que se han encontrado son una lápida sepulcral de época romana.
• LUCENA DEL CID
Ruinas y restos de la época del bronce y de cultura íbera.
• USERES, LES
Existen restos ibéricos, construcciones y cerámica. Como restos más antiguos se han encontrado un par de hachas de piedra pulimentada en la Ponsa.
• VISTABELLA DEL MAESTRAZGO
Destaca el puente romano sobre el río Montlleó que unía la Imperial Tarraco con Mérida, en la actualidad cruza la vía pecuaria que une Aragón con la Plana de Castelló, recuperada y señalizada a su paso por Vistabella.

EL ALTO MIJARES

• ARAÑUEL
Existen referencias de vestigios de ocupación humana en la Época Ibérica, pero totalmente diseminados.
• CIRAT
Su origen se remonta a una antigua villa romana.
• FANZARA
En el término municipal se han encontrado restos de poblamientos iberos y romanos que delatan una ocupación temprana de la zona.
• MONTÁN
Estas tierras eran conocidas por los cartagineses que remontaban el Mijares en busca de maderas para construir sus naves.
• PUEBLA DE ARENOSO
De la cultura celtibérica se han encontrado vasijas de cerámica en forma de ánfora en distintos lugares de la zona. Existen yacimientos íberos en los Caseríos de Cabezo y Los Calpes.
Sobre el que fuera puente colgante de La Puebla se asentaba un puente romano de dos ojos o arcos, y actualmente, con el permiso del "pantano", cuando baja el nivel todavía se ven los muros laterales donde se asentaba la estructura. En Olba aún se conserva el puente romano de tres arcos.
• TOGA
Destaca el yacimiento del Castillet o Castillo de Ganalur. En el yacimiento se han encontrado restos de época ibera (s. V-I a.e.c) y de islámica (s. XIII).
• VALLAT
Restos de un poblado íbero. Se ubican en la partida de la Umbría, en lo alto de un cerro.
• VILLANUEVA DE VIVER
El primer asentamiento parece ser íberico, de la tribu de los ilercavones, por algunos de los restos hallados.

LA PLANA BAIXA

• ALCUDIA DE VEO

Existía un camino romano denominado " La Calzada" que pasaba por los lugares que hoy ocupan los pueblos de Tales, Benitandús, Veo y Alcudia de Veo, y que bordeando la Sierra de Espadán uniría la costa con Segorbe.

• ALFONDEGUILLA  

De época romana se conserva el acueducto romano del Arquet. En el santuario del Alt de Pipa fueron halladas lucernas y fragmentos de vasos cerámicos. El Pont de l'Aigua, se cree que era un acueducto de origen romano, reconstruido por los árabes.

• ALMENARA 

En Almenara se encuentran los Dolmens d'Almenara un «dolmen calcolítico o megalito compuesto por un menhir y una serie de dólmenes. Habitada por iberos, griegos, cartagineses y romanos. En Almenara se localiza el campamento romano más antiguo de Hispania. Fue localizado por A. Schulten a 9km. al norte de Sagunto. Se conservan los muros. Data del año 217 a.e.c y fue edificado por los Escipiones en su marcha por la costa levantina. Fue descrito por Polibio (3 .97.6):«llegaron a la ciudad de Sagunto y acamparon a unos 40 estadios de distancia, junto al templo de Afrodita. Ocuparon un lugar muy estratégico, porque les ofrecía seguridad frente al enemigo y además era apto para que los aprovisionaran desde el mar». Asentado en una terraza de una colina desde donde se divisaba el valle, a la vez que estaba cerca del mar. Tiene forma trapezoidal. Su lado frontal tiene una longitud de 300m. El lado superior, 200 m; y los lados, 500m. Tenía 16 torres y muros de 1,20m de espesor. Desde su cima se divisan las ciudades de Sagunto, Valencia y Castellón.
Almenara fue un importante puerto romano. En el yacimiento Punto del Cid se aprecian los restos identificados con un templo de Venus citado por los antiguos y los restos de un campamento romano.

• ARTANA

Los primeros vestigios de población los encontramos en el mesolítico.

De los restos del castillo medieval algunos de sus elementos se han atribuido a los romanos.

• ALQUERIAS DEL ÑIÑO PERDIDO

En Alquerías del Niño Perdido se encuentra el yacimiento de la Regenta, un asentamiento en llano de las épocas romana, medieval y moderna donde se han localizado restos de cerámica y constructivos. Se han encontrado restos arqueológicos de la ingeniería romana y musulmana como las acequias del Diablo, compartidas con la vecina población de Vila-real. Otro monumento que confirma la presencia romana en la zona es el puente romano alzado sobre el río Anna, también conocido como “río Seco”. También se hallaron fragmentos cerámicos romanos, los contrapesos de prensa encontrados en el yacimiento romano de “El Torreón”.
• BETXÍ

Existen vestigios de población desde la época del bronce. Destacan los poblados de Conena, els Castellets el de Sant Antoni pertanyen. Son muy abundantes los restos cerámicos.

 

Con la romanización, la población se trasladó al llano donde hallamos los vestigios en la Torrassa, de la obra hidráulica de la Bassa Seca, de la que se conservan algunos restos.

El castillo de Betxi es de origen romano.

 

• BURRIANA

Se han hallado vestigios de diversas civilizaciones antiguas, destaca el yacimiento fenicio de Vinarratgell. De época romana destaca el asentamiento romano de Sant Gregori y las termas en la partida del Palau. El yacimiento de La Regenta II, un asentamiento rural de los siglos I, X a XVI, en el que aparecen restos de cerámica dispersos.

• CHILCHES 

La existencia de Chilches se remonta a la época romana, fue fundado en el año 201 a.e.c. Por esta población pasaba la vía Augusta. De sus restos destaca la estatuilla de bronce de Mercurio y los vestigios hallados en la partida del Alter, Senda Forcà y eL Castellàs; un miliario, cerámicas, monedas y restos de estructuras.

• ESLIDA 

Las primeras noticias de pobladores del valle de Eslida pertenecen a la 1ª edad de bronce entre los restos hallados, destacan los de ofrendas funerarias hallados en la Cueva de l'Oret.

• LLOSA, LA

Pueblo de origen íbero-romano, muy ligado a la Vía Augusta. Destaca la Villa romana del Pla, del siglo I-III. Se encuentra parcialmente destruida, se han encontrado cerámica, ánforas...  

• MONCOFA

Los restos arqueológicos más interesantes hallados en el término de Moncofa corresponden a una villa agrícola de la época imperial levantada cerca del cruce de la Vía Augusta con el vial del "Camí Cabres", que unía la zona de la Vaill d'Uixo con el embarcadero de la Torre. La Vila Romana de l'Alquería.
A finales de los años 90 el Ayuntamiento excavó un espacio reducido y se extrajeron varias piezas indicativas de que allí hubo una villa romana. Se cree que podían existir más restos. Esta datada en los siglos III y IV. La zona, que fue un campo de naranjos, sigue siendo una propiedad privada.

• NULES

En el término de municipal de Nules, se han hallado vestigios de civilizaciones anteriores. De la época ibérica se han hallado restos en en el Castell de Nules, la montaña de Santa Bárbara, la montaña del Tossal y la partida de Alcúdia, junto a Mascarell.
La villa de Benicató es el yacimiento romano más destacado, era una importante villa romana rural, construida entre el siglo I a.e.c y habitada hasta el IV, teniendo su periodo de esplendor en el siglo II. Destaca su impluvium circular. Fue descubierta el 23 de diciembre de 1955 cuando se realizaban tareas agrícolas en la zona.

También han encontrado otros vestigios romanos en el Castell de Nules, la actual Font Calda de Villavieja, en el montículo de Santa Bárbara, en la partida de Torremotxa, en la finca del Secanet, en el Rajadell, en la Goleta, en el Camí Real, en el Estany y en el Camí dels Albiacs).

• ONDA
La Sepelaci romana. En Onda hallamos los restos de la calzada romana.
Este camino empedrado discurre por las Pedrizas, dirigiéndose desde la zona del Pla dels Olivars hasta el Mas de Pere y las masías del Sitjar; tiene un segundo ramal que se dirige al río Sonella hasta unas estructuras que parecen ser un puente. Tiene una anchura de entre dos y tres metros y una longitud total de 1,5 a 2 kms.
De la Edad del Bronce y Cultura Ibérica, destaca el yacimiento de el Torrello, situado sobre una terraza elevada delimitada al norte por el Barranco del Torrelló y al sur por el río Mijares, confluyendo ambos al este y formando una especie de península, de acceso fácil únicamente por el oeste. Se han hallado varios lienzos de murallas. El yacimiento tiene una extensión de unos 2100 metros cuadrados. En el interior se descubrieron diversas habitaciones y se hallaron restos cerámicos de esta época.
En mayo de 2012 las obras en el campanario de la Asunción sacan a la luz una
 lápida romana. “Pomplonio L(uci) f(illio Marce (ello) (…) r J(ilia) Marc (ella f(ilio) pii (ssimo fecit et sfici”, lo que parece tratarse de una dedicatoria hecha por Marcela a su hijo L. Pomponios Marcellus. Las lápidas, junto a la calzada y otros vestigios, son la memoria de aquel tiempo en el pueblo se llamaba Sepelaci.

• TALES

En el término municipal de Tales, se hallaron vestigios de la Época Ibérica.

• VALL D'UIXÓ, LA

La Vall d'Uixó ha estado ocupado por grupos humanos desde la Prehistoria. 

En Sant Josep se encuentran los restos de un poblado ibérico, junto a la Ermita de la Sagrada Familia. Su origen está en la Edad del Bronce, aunque adquirió su mayor esplendor en época ibérica. Conserva los restos de una muralla, torres, casas y urbanismo de la época. En la partida La Punta de Orley se han hallado los restos de una ciudad, cuya denominación antigua no ha podido ser identificada y cuyos restos datan de época ibera.

De época romana se han hallado restos de villas. El acueducto de San José fue construido en época romana y utilizando hasta mediados del presente siglo. Sufrió diversas reparaciones en época medieval. Se encuentra completo desde su origen, en la Font de Sant Josep, aunque enmascarado en parte por construcciones modernas.

Se ha hallado una necrópolis hispano-visigoda de los siglos VI y VII y multitud de vestigios. Está situada en el barrio La Unión.

• VILA-REAL

En los alrededores de Vila-real son bastante frecuentes los testimonios de la cultura neolítica (Villa Filomena), ibérica y de la dominación romana. De entre sus restos cabe destacar el conjunto de acequias romanas (siglo III) que parte de los alrededores del ermitorio de la Virgen de Gracia, cuya parte mejor conservada es conocida como "les Argamasses" y el pequeño acueducto denominado "els Arquets".

• VILLAVIEJA

De época romana se conoce un santuario hispano-romano, excavado en 1979, emplazado en la cima de la montaña de Santa Bárbara.

   

COMARCA ALTO PALANCIA

• ALGIMIA DE ALMONACID
Se ha hallado una inscripción romana a unos 200 m. de la Fuente de la Calzada sobre un saliente de piedra de unos 3 m. de altura. Su traducción es: Camino Privado de Marco Baebio Severino.

• ALMEDÍJAR

Existen restos de un poblado íbero y han aparecido algunos restos romanos.

• ALTURA

Los yacimientos del Cantal o Caparrota indican la presencia de pobladores durante la edad del bronce. También se han encontrado restos de una villa romana en la partida del Campillo.

• AZUÉBAR

Los orígenes de la villa de Azuébar se remontan a la Edad del Bronce. Prueba de ello son los yacimientos de la "Peña Ajuerá" o el del Pico Bellota. DE época romana se conserva la inscripción procedente de la villa localizada en los terreros de Zorrilla, actualmente empotrada en la fachada de la Iglesia.

• BARRACAS
En Barracas hallamos la Villa Romana, junto al camino de Liria en la partida los Prados, las ruinas de origen romano "el Castillejo" en la partida el Mazorral. Existen restos iberos hallados en las partidas del Castellar y Rajola, también hay que destacar la calzada romana Barracas-Liria, en el actual camino de Liria. 
• BEJÍS
Destacan las pinturas rupestres con una antigüedad de 7000 años, y los restos arqueológicos de la época ibérica y romana son abundantes, de todos ellos destaca el acueducto romano situado en la Partida de las Rochas.
• BENAFER
Se han encontrado restos ibéricos en los yacimientos de San Roque y el Castillejo.
• CASTELLNOVO
Los primeros vestigios de la ocupación del término corresponden al comienzo de la edad de los metales. En el montículo de la Torre del Mal Paso se encontró un enterramiento eneolítico en una cueva, y en la cima del mismo monte existe un poblado ibérico, en el que se distinguen diversos muros de habitaciones y dos torres, una circular, y otra cuadrada. Además en la cima junto a la torre, existen los restos de un poblado que vivió durante el mismo tiempo en que fue utilizada la cueva, posiblemente desde fines de siglo I a.e.c. hasta el siglo V. 
El castillo data del tiempo de los romanos.
• CAUDIEL
Por los vestigios hallados Caudiel estuvo habitado en la Edad del Bronce; como demuestran los yacimientos de la Cueva de la Alcabaira, Cueva de la Rocha, Cueva del Generoso y el abrigo y sima de Fuente la Higuera. De la época Ibérica destaca el yacimiento del poblado de la Alcabaira y el Castillarejo.
De época romana se han hallado varias monedas y unas inscripciones latinas halladas en su término. Hay catalogadas cinco inscripciones, cuatro funerarias y una rupestre. De las funerarias, una de ellas se encuentra en paradero desconocido y las restantes están expuestas en el pórtico de la iglesia. La inscripción rupestre está gravada sobre una roca en la Peña del Letrero
De los vestigios hallado destaca la torre de molino, hay quienes la atribuyen a Anibal “Turris Hannibalis”, atalayas de vigilancia datada en el año 220 a.e.c.; pero otros la datan en época medieval.
• CHÓVAR
Chóvar posee yacimientos arqueológicos como el Poblado Ibérico del Rubial, y la Cueva y la Bellota, de la Edad del Bronce.
• HIGUERAS
Se conocen asentamientos iberos cerca del Municipio y referencias escritas en tiempos de la dominación Romana, que hablan de unas tribus, en concreto los edetanos que bien pudieran estar asentados en esta zona. En las estribaciones de la población se encuentran dos puentes romanos.
• JÉRICA
Del Periodo Ibérico existen varios asentamientos. Del Periodo Romano existen restos muy importantes, citar de ellos la cantidad de lápidas encontradas en el término municipal y que la convierten en una de las más importantes dentro del Alto Palancia. Destaca la lápida conocida como de "Quintia Prova", ya que es la única existente en la antigua Hispania que cita el precio que tenía un arco romano con dos estatuas.
• NAVAJAS
Los restos arqueológicos más antiguos encontrados en Navajas se remontan al Calcolítico y principios de la Edad de Bronce. Cerca del casco urbano existen restos romanos que se corresponden con una villa.
• PINA DE MONTALGRAO
Poblada desde el Paleolítico. En el termino se han encontrados restos de una torre íbera, la Torre del Prospinal. Se trata de una torre defensiva datada entre los siglos IV–II a.e.c. Se localiza en la hoya de Huguet y a su alrededor existen otras torres de menor importancia. La construcción es casi cuadrangular, mide unos siete metros por cada lado y tiene una altura de 2,30 m.
De época romana es la Torre de los Castillejos.
• SEGORBE
Los hallazgos arqueológicos encontrados en el Cerro de Sopeña sitúan un asentamiento humano en torno al 1550 a.e.c y después sería habitado por íberos y romanos. Como elementos del periodo romano encontramos en los asentamientos numerosos fragmentos de "tegulae", y recipientes de almacenaje como "dolias" y "ánforas" empleados para guardar los cereales y líquidos, numerosos fragmentos de "terra sigillata" y otros elementos utilitarios De las villas de La Loma y de la Masía de Marín se exponen materiales arqueológicos en el museo igualmente característicos, como fragmentos de ánforas, tégulas y otros recipientes cerámicos.
• SONEJA
Poblada desde el paleolítico. De la edad del bronce existen vestigios en el yacimiento del Alto del Picacho. De época romana se ha hallado restos de una villa en la partida de Zorrilla, datada en los siglos II y III. También de esta época hay que hacer mención al asentamiento de la Cueva de la Cambra, en la partida de Palomera, dedicado a usos ganaderos. Sobre todo destaca de el puente de origen romano.
• TERESA
Los historiadores consideran que se estableció un emplazamiento romano, como lo demuestra un castro descubierto en el Monte Gómez; por otra parte se han encontrado restos de finales de los tiempos ibéricos y de la plena romanización.
• TORO, EL
El nombre de la villa se fundamenta en los radicales prerromanos Tor o Tar , aunque también se ha identificado como Torus; protuberancia en el terreno o montículo.
Se han hallado vestigios de un asentamiento íbero en la Peña de las Majadas y las referencias romanas en la partida de Santo Domingo.
• VIVER
Los primeros vestigios de población se han hallado en las cuevas del Sargal, del Paleolítico Superior. De época ibera destaca la torre localizada en las cuestas del Ragudo. El primer dato histórico documentado de Viver son unas "aras" grabadas con la palabra Porcio, de cuando se cree que se fundó esta localidad, con el nombre de Belsino, en el año 193 a.e.c. En el parque de la Floresta se conservan varias dependencias que se asocian con un complejo termal o con unos estanques, dedicados a la cría de peces, del siglo I a.e.c.(vivarium). En el 2007 se descubrió una villa romana. La villa data del siglo I-II. Estaba formada por varias dependencias con hipocausto. También se descubrieron varias canalizaciones de un manantial que abastece actualmente a la población.
 

 

 

ESPAÑA ROMANA

 

ALICANTE C. VALENCIANA VALENCIA
  MENÚ