Teatro de Pompeyo

El Teatro de Pompeyo se edificó en torno al año 55 a.e.c., se mantuvo en uso hasta el siglo V.
El primer edificio de la ciudad construido en mármol (theatrum marmoleum). Las dimensiones del teatro eran enormes. La cávea tenía 150 metros de diámetro, y la escena 90m. Junto al él se hallaba la Curia Pompeyana, donde se reunía ocasionalmente el Senado Romano y donde fue asesinado Julio César. Los escasos restos se encuentran en el subsuelo de la plaza de Largo di Torre Argentina, en la Via di Grotta Pinta, y alguna bóvedas también pueden observarse en sótanos y restaurante de esta misma calle. La zona fue excavada por orden de Mussolini durante las décadas de los 20 y los 30. Durante la Edad Media siguió existiendo aunque usado como cantera de piedra. Actualmente las calles del campo de Fiori conservan la forma del teatro.


Teatro de Marcelo

El Teatro de Marcelo fue construido inicialmente por Cesar y finalizado por Augusto, dedicándoselo a su sobrino Marcelo.
En el año 17 a.e.c., cuando las obras aún no habían sido terminadas, Augusto celebró los ludi saecularis, cantados por Horacio. El día de la inauguración Augusto se cayó de espaldas al ceder el asiento. Fue uno de los más grandes teatros romanos, con una altura de 32 m. Los dos pisos inferiores estaban compuestos por 41 arcos de los que se conservan 12.
Se calcula que la cávea (129,80 metros de diámetro) podía albergar entre unos 20.000 espectadores. Fue dañado en el incendio del año 64 y durante las luchas entre Vespasiano y Vitelio y fue finalmente abandonado a principios del siglo IV. Rápidamente fue utilizado como cantera y, en el siglo IV, sus bloques fueron utilizados para reparar el puente Cestio.
En la actualidad se observa que su base corresponde a las ruinas del teatro, pero sin embargo los dos pisos superiores son viviendas; debido a que fue transformado por la familia Savelli, que lo adquirió y le dio la forma de palacio renacentista.
El Teatro de Marcelo, tal y como lo vemos hoy, es fruto de la restauración y liberación de postizos y ocupantes llevada a cabo entre 1926 y 1932. En el siglo pasado el nivel del suelo tenía tapados los arcos.
 

Teatro de Balbo

El Teatro Balbo es el más pequeño de los tres teatros de Roma, pero fue el mejor decorado. Tenia capacidad para unos 7.700 espectadores. Construido por Lucio Cornelio Balbo, en 13 a.e.c. Fue destruido por un incendio durante el reinado de Tito y posteriormente restaurado, probablemente por Domiciano. Reutilizado durante la Edad Media como tiendas y como iglesia. Anexo al teatro se halla la Cripta Balbi. La Cripta Balbi tiene del lado sur al Porticus Minucia, cuyos restos son visibles en Vía Boteghe Oscure. Hoy es la sede del Museo Nazionale Romano.
La Cripta Balbi originariamente estuvo compuesta de un teatro, un complejo de cuatro pisos y un patio. Era un lugar de relajación y descanso entre las obras.

 

LA VIDA DIARIA HISTORIA CAÍDA CRONOLOGÍA

MENÚ