LA VIDA EN SEGOBRIGA

 

Posiblemente el yacimiento de Segóbriga sea uno de los conjuntos más importantes de la Hispania romana.

Gran cantidad de inscripciones nos recuerdan la importancia de esta ciudad y de sus gentes, a ella llegaron personajes de Grecia, oriente, Toletum, Valeria, Bilbilis, Vxama, Dianium, Pompaelo.....y ellos se desplazaron a otra ciudades comerciando, como a Narbona.

La sociedad de Segóbriga esta formada principalmente por nativos del lugar y sus respectivos hijos, que se quedaron en la ciudad y la engrandecieron gracias su actividad económica y el comercio.

La profesiones datadas en los textos no son muchos, pero sabemos que había mineros, escribas, talleres lapidarios, artesanos canteros y médico como el griego Philumeno.

La esperanza de vida era de 35 a 40 años.

Gracias a Plinio en el siglo I nos narra la importancia de las minas de Lapis specularis, yeso cristalizado; que servia como cristal de ventanas y elemento decorativo. Sus minas según Plinio se hallaban en un radio de 100.000.- pasos de la ciudad, 148 km. En Osa de la Vega tenemos yacimiento que así lo atestiguan, el yeso del museo se ha extraído de este yacimiento.

También  habría otro grupo de artesanos para fabricar las herramientas necesarias para la mina; así como para cubrir las necesidades de esos trabajadores, ropas, viviendas, ocio.....

En la ciudad existió una actividad metalúrgica, que se encargaría de fabricar útiles agrícolas, ganaderos, mineros, y no olvidemos los útiles como llaves, clavos, y demás objetos cotidianos hallados en las excavaciones.

Posiblemente el trabajo más importante fue el de cantero, por los capiteles, molduras y construcciones realizadas en la ciudad.

La moneda fue el instrumento del comercio y Segobriga disponía de su propia Ceca, a partir de mediados del siglo I a.e.c. empezó a acuñar moneda hasta el reinado de Calígula cuando todas las ciudades de la Hispania dejaron de emitir moneda excepto Ebusus. Segóbriga acuño cinco series de monedas en cobre y bronce. En todas estaba en una parte la figura del emperador y en otra el de la ciudad, la doble corona con el nombre de esta o la figura ecuestre. Se ha calculado que Segóbriga llegó a acuñar cerca de un millón de monedas.

A la diosa Diana estaban consagrados los bosque de los alrededores de donde obtenían la caza. También aparecen inscripciones a otras deidades como Hércules, Mercurio, Silvano y Fortuna. Se han hallado alteres y amuletos.

Salve.

 

Menú

Segobriga

Cuenca Romana

Ciudades Hispania