ARLES

Importante enclave romano, poblado desde el siglo VI a.e.c, cuando los griegos venidos de Focea, remontaron el Ródano después de fundar Marsella. La ciudad adquirió toda su importancia con Julio César.
Uno de los numerosos restos romanos de la ciudad de Arles es su anfiteatro. Datado a  finales del siglo I, tiene una forma elíptica y sus medidas 136 m en su eje más grande. Su aforo es de 12.000 espectadores.

 

El teatro romano fue construido bajo el reinado de Augusto, podía alojar en su interior a 12.000 espectadores. El muro exterior de la "cavea" tenía tres pisos de arcos de medio punto. Actualmente quedan la mitad de los graderíos, que han sido restaurados.

Del foro, la única parte todavía visible son los criptopórticos, con unas medidas de 90 m de largo por 60 m de ancho, formada por tres galerías subterráneas. Supuestamente este criptopórtico servía para sustentar los cimientos del foro. Durante la época bajoimperial, las galerías sirvieron como granero. A principios del siglo XX, se descubrieron suntuosas esculturas que están expuestas en el museo del Arles Antiguo.

 

MENÚ

FRANCIA ROMANA

RESTO IMPERIO