Francia Romana

 

La actual Francia formaba parte de La Galia. Habitada por los grupos celtas conocidos como galos. César acudió al territorio de la Galia para socorrer al pueblo de los helvétios (Suiza), que estaban amenazados por los germanos… Fue conquistada por Julio César entre el 58 y 51 a.e.c. Los restos de época romana son muy numerosos. Destacamos:

Aix-Les Bains con su templo de Diana, el arco de  Campanus.

En Alba la Romaine el teatro romano y su foro.

Albi poblada anteriormente a los Celtas, estos se establecieron en el paraje del Casteviel, cerca de la actual basílica. Este primer asentamiento se halla en cruce de caminos, entre el país de los Rutenos al norte, la llanura de Tolosa al sur, entre Quercy y Moltanbanés al Oeste y la Narbonesa al este. Los romanos se instalaron hacia el 100 a.e.c, fundando su ciudad sobre la meseta de Saint Salvi y la "civitas albigensium" escoge como capital Albiga. Pronto destaca como ciudad comerciante, gracias a su puerto fluvial en el río Tarn y a las vías creadas por los romanos: El camino Ferrat de Albi a Tolosa, el camino Toulzo hacia Rodez y el camino Roumieu hacia Castre y Narbona. En nuestra visita no pudimos apreciar ningún resto romano salvo en el museo de Toulouse-Lautrec donde se hallan expuestos junto a la obra del famoso pintor.

En Alise Sainte-Reine, el yacimiento arqueológico de Alesia.

Ancely y su anfiteatro romano.

Arles. Ver

Autun con sus puertas de acceso a la antigua Augustodonum: la Porte d’Arroux y la Porte Saint André, sin olvidar el teatro, el templo y la muralla romana.

En Bavay su foro y basílica romana.

En Beacaire la villa romana de Mas de Tourelles.

En Besançon de época romana destaca la Puerta Negra de Vesontio.

Bibracte con su yacimiento arqueológico romano y el Museo de la Civilización Celta.

Bliesbruck y su villa galo-romana.

En Burdeos los restos del anfiteatro romano.

Carcassonne. Ver

Chassenon, antigua Cassinomagus, Santuario de Montélu y la necrópolis, los templos, el teatro, las termas y el acueducto.

Corseul, Fanum Martis, villa romana, templo, museo arqueológico y el Parque antiguo de Monterfil.

Dax, la antigua Aquae Tarbellicae, destacan sus murallas y la cripta arqueológica.

Deneuvre y su Museo de las Fuentes de Hércules.

Fréjus, ciudad romana que dominaba la llanura de Argens, Forum Julii. Importante centro urbano situado sobre la Vía Aurelia. El anfiteatro fue construido extramuros en el siglo II, tenía capacidad para  albergar unos 10.000 espectadores. Todos los años se celebran corridas de toros en las arenas. La ciudad romana tiene una superficie de unas 40 ha, delimitada por la muralla con sus torres semicirculares y  tres puertas. La Puerta de las Galias y la Puerta de Roma están todavía en pie. El teatro romano se podría datar del siglo I. Sus graderíos han desaparecido, pero la orquesta, los restos de la cavea y las subconstrucciones del escenario pueden apreciarse hoy en día. El Acueducto discurre a lo largo de unos 40 km, el acueducto llevaba el agua del Foux (Montauroux) y del Siagnole (Mons) hasta un punto situado por encima de Fréjus. La mayor parte del trazado es subterráneo, aunque para franquear los valles fue necesaria la construcción de acueductos como los de de Esquine, Sénéquier yVilla Aurelia.

Grand con su anfiteatro, el mosaico de la basílica romana y los restos del recinto amurallado del santuario de Apolo.

Jublains y su yacimiento arqueológico de la antigua Noviodunum.

En Le Mans las termas y la muralla galo-romana.

Le Perthus con su Trofeo de Pompeyo.

En Le Puy du Fou destaca el espectáculo que tiene lugar en el anfiteatro galo-romano y hotel temático galo-romano.

Loupian y su villa galo-romana.

Lyon, termas romanas, teatro, odeón, anfiteatro y su museo.

Mandeure y su teatro romano de Epomanduodurum.

Marle con su parque arqueológico y el Museo de los Tiempos Barbaros.

Marsella fue fundada en el año 600 a.e.c., cuando unos marinos griegos provenientes de Focea (Turquía) desembarcaron en la cala de Lacydon, lugar que estaba habitado por un pueblo de origen celta-ligur. La leyenda cuenta que Massalia nació de la historia de amor entre Protis, un aventurero Foceo, y la hermosa Gyptis, hija del rey ligur Nann; y se establecieron en lo que hoy es el Vieux Port. Principal testimonio de la antigüedad de la ciudad de Marsella, es su museo arqueológico: la puerta antigua del siglo I, las  fortificaciones helenísticas, el depósito de agua, las vías y necrópolis.

Montans un lugar muy curioso y muy bien cuidado, donde visitamos su museo. Era un antiguo oppidium galo que bajo el Imperio romano convierte a la población en uno de los centros alfareros más importantes de la Galia. Te proponen revivir la vida cotidiana de un poblado alfarero con sus calles, casa, hornos,...etc.

También disfrutamos de la gruta de Aven Armand donde visitamos y apreciamos el conjunto más numeroso de estalagmitas del mundo unas 400 y la más alta con unos 40m.

En Montcaret la villa galo-romana.

Montmaurin y su villa romana.

En Naintré el teatro romano.

Narbona, la colonia Narbo Martius, vía Domitia, Clos de la Lombarde, el horreum romano y sus museos.

Nimes. Ver

Nissan Lez Enserune y su oppidum de Enserune.

En Niza el yacimiento arqueológico de Cemenelum, museo, tres complejos termales, anfiteatro, calles, una schola, una domus y varias tiendas.

Orange y Vaison-la-Romaine son atravesadas por la antigua Vía de Agripa. Orange es una muestra del pasado glorioso en el que el Haut-Vaucluse ocupaba un lugar estratégico. Antigua capital celto-liguria conquistada por Roma, esconde ricos vestigios de su glorioso pasado. El museo y las excavaciones de Puymin y de la Villasse permiten admirar los restos galorromanos, restos de villas, mosaicos. El teatro romano datado a principios del siglo I, conserva su muro de escena y las gradas. En verano, es escenario del famoso festival de Corales de Orange. El arco del triunfo es uno de los arcos con tres ojos más antiguos que existen.

Paris con el anfiteatro romano de Lutecia, las termas romanas de Cluny, Cripta Arqueológica de Notre-Dame, el Museo de Arqueología Nacional y el Louvre.

Perigueux, Vesunna Petrucoriorum , la Torre de Vésone, anfiteatro, murallas y museo.

Reims, el oppidum de Durocortorum, Puerta de Marte, el criptopórtico y el museo de Saint-Remi.

En Remoulins el Pont du Gard y el Museo del Mundo Romano.

Saint-Bertrand-de-Comminges con sus termas, templo del foro, el mercado, el teatro y el campamento militar.

En Saintes el anfiteatro, termas, el arco de Germánico y su museo.

Saint-Rémy-de-Provence, discurría la Vía Aurelia que unía Arlés con Milán. En la meseta de Antiques se fundó la ciudad romana de Glanum, que en el siglo III, fue destruida por una invasión bárbara. Destacan dos monumentos magníficamente conservados: el mausoleo y el arco romano. El arco de triunfo es sin duda el arco romano más antiguo de la Narbonense. El mausoleo data de los años 35 a.e.c., es uno de los más bellos y mejor conservados del mundo. Las excavaciones han sacado a la luz un barrio residencial de viviendas con patio central rodeado de columnas, calles con alcantarillas, mosaicos, termas y un foro.

Sanxay con su templo, el teatro y las termas romanas.

Senlis, Augustomagus, con su anfiteatro, sus murallas y el museo de Arte y Arqueología.

En Thésée las ruinas galo-romanas de Les Maselles.

Turbie con el Trofeo de los Alpes.

Vaison-La Romaine y su teatro romano.

En Vienne el templo de Augusto y Livia, el teatro romano, El parque de Cybèle y el  yacimiento arqueológico de Saint Romain en Gal.

Villetelle y su Parque arqueológico de Ambrussum.

 

IMPERIO ROMANO
 

MENÚ