MURCIA ROMANA

 

Para constatar la presencia de poblamientos en la Región de Murcia tenemos que remontarnos a la protohistoria. De la época cartaginesa el mayor exponente es Qart-Hadast (Cartagena) fundada en el año 229 a.e.c. y gobernada por  la familia de los bárquidas. En el 209 a.e.c. como consecuencia de la II Guerra Púnica, Roma conquista la ciudad, acabando con el emplazamiento cartaginés.

La nueva ciudad romana, Cartago Nova se convirtió en un centro fundamental para la  expansión romana en Hispania.

Se produjo un intenso y rápido proceso de romanización del territorio circundante, desarrollándose importantes núcleos de población como Begastri (Cehegín), Eliocroca (Lorca). Prosperaron las villas de explotación agrícola y ganadera, y las factorías de producción. De estas villas y factorías quedan restos arqueológicos en la Región en Los Torrejones (Yecla), La Alberca (Murcia), Villaricos (Mula), La Quintilla (Lorca), Los Cipreses (Jumilla) y en la zona de Mazarrón y Águilas.

A partir del siglo IV la decadencia de Romana provoca la decadencia de la región y provoca la irrupción de lo denominados pueblos bárbaros que saquean Cartago Nova en el 415 por los vándalos. Después serán los visigodos los que tomaran el control del Conventus Carthaginensis.

Restos Romanos:

CARTAGENA

LORCA: Eliocroca. El Itinerario de Antonino sitúa esta "mansio" entre Carthago Nova y Ad Morum, y las actas del Concilio de Elvira (300-302). Abundan de cerámicas tardorromanas (siglos IV al VI) en la zona del Castillo. Las excavaciones de La Quintilla han permitido documentar una villae, con mosaicos, pinturas y esculturas. También destaca la villa de El Villar de Coy y los cuatro miliarios en distintos puntos de la Vía Augusta (El Hinojar, Baldazos, Lorca y La Parroquia).

ALHAMA: Termas de origen romano, reutilizadas en época árabe.

PUERTO LUMBRERAS: Destaca el yacimiento arqueológico de Aljibe de Poveda, con restos de una villa romana de época altoimperial. El yacimiento, se localiza en la pedanía lumbrerense de El Esparragal.

JUMILLA: De época romana destaca la Villa de los Cipreses, del siglo IV, que se pueden contemplar en el museo municipal Jerónimo Molina. El Casón, monumento paleocristiano del siglo V, que es uno de los pocos que quedan bien conservados en la Península Ibérica, y la estatua de bronce del dios “Hipnos”,  encontrada cerca de El Casón, y en la actualidad en el Museo Nacional de Berlín. El cerro del Castillo, las legiones romanas lo fortifican, construyendo parte de la muralla que se conserva.

En las cercanías del panteón sacaron a la luz un importante conjunto balneario perteneciente a una villa rural del siglo III. El Casón en su interior conserva tres fosas donde se depositaron sendos sarcófagos. Es de una sola nave de bóveda de medio punto con dos absidiolos a ambos lados. La puerta principal esta orientada a la salida del sol.

Ver Mausoleos Romanos

YECLA: De época ibérica se han hallado restos en el El Pulpillo, El cerro del Castillo, y el Cerro del Los Santos, donde se situaba un importante santuario ibérico, donde se localizo la Dama Oferente o Dama de Yecla, entre una treintena de esculturas en piedra.

 

De época romana destaca el yacimiento de Los Torrejones.

La villa romana de Los Torrejones se encuentra a 3 km al este de Yecla en una encrucijada de varias vías naturales que comunicaban el Levante con Andalucía y la costa mediterránea con la meseta.

Abarca una extensión aproximada de más de 4 kilómetros cuadrados, de los cuales sólo se ha excavado una mínima parte. Las excavaciones que han sacado a la luz los restos de un importante conjunto residencial romano, acondicionados para la visita del público.

Ver Villas romanas

BULLAS: La villa romana de Los Cantos se ubica en la cuenca del río Mula, en el término municipal de Bullas, en las cercanías del caserío localizado en las afueras de la localidad de Bullas, en la carretera que une esta localidad con Zardadilla de Totana.
En las excavaciones se descubrieron estructuras relacionas con un conjunto termal, fragmentos de suelos de mosaicos, restos de pinturas murales y algunos fragmentos escultóricos en mármol que ponen de relieve la importancia de la villa de Los Cantos de Bullas.

CIEZA: La calzada romana de los Grajos. Se localiza en las proximidades del Abrigo de los Grajos. Mide unos 100m de largo por tres de anchura. Su estado no es muy bueno.

FORTUNA: El ninfeo data del siglo I, se han documentado fases de reutilización en todas las épocas posteriores, destacando en el siglo XVII. También destaca el santuario de la Cueva Negra de origen ibero. Destacan sus inscripciones con pintura roja, únicas en el Imperio Romano.
 

CARAVAQUEÑA: Los restos arqueológicos que se encuentran en las proximidades de la Ermita de Singla, a unos 800 metros del centro de esta pequeña localidad caravaqueña, pertenecen a una villa de época romana.

Los restos conservados de la villa, son una serie de estancias rectangulares datadas de mediados del siglo II, sobre la que posteriormente se estableció una necrópolis tardía.

CARAVACA: El yacimiento romano de La Encarnación se encuentra a escasos kilómetros de Caravaca, a un kilómetro de la pedanía de los Prados, en la carretera de Lorca a Caravaca hay un desvío señalizado al yacimiento.
El conjunto arqueológico esta formado por un santuario del siglo I a.e.c, construido sobre un templo ibérico, y una extensa cantera de piedra. El templo romano más antiguo fuera de Roma en el mediterráneo occidental.

 

El primer edificio es un templo de orden jónico, octóstilo con una ancha cella, con columnas estriadas, basas áticas y capiteles jónicos. El segundo templo es de menores dimensiones que el anterior, también de orden jónico, tetrástilo, con un amplio pronaos y una cella que los constructores del templo encajaron en la plataforma rocosa, horadada y sobre la cual levantaron los muros del templo con sillares. El templo se conservó hasta en la edad media se utilizo como cantera y se edificó sobre la actual ermita. Dicen que es un lugar mágico.

FUENTE CAPUTA: Se han conservado los restos de  lo que debió ser una villa, en el paraje conocido como Abrevadero de la Fuente del Capitán. En la margen izquierda de la carretera se conservan algunos restos de muros, junto con abundante cerámica romana en superficie de época altoimperial. Hace unos años se documentó el impluvium y el hypocaustum. Un tractor sacó una bañera, lo que hace pensar en la existencia de un pequeño establecimiento termal, bien asociado a la villa, bien asociado a la Fuente Caputa. En sus alrededores además de la presa situada a dos kilómetros, esta la calzada romana localizada en las proximidades de Mula y cuyo trazado original probablemente pasaría junto a este establecimiento.

La presa romana se encuentra a poco más de dos kilómetros de Fuente Caputa, al final del antiguo camino que une el Ardal con Caputa y que se prolonga por Yéchar hasta el río Segura, en Archena.

Ver Embalses romanos

CALZADA ROMANA DE YÉCHAR: La calzada romana de Yéchar es uno de los tramos mejor conservados de la Región de Murcia, Mula. Se trataría probablemente de una via secundario que discurría desde Villaricos a Archena, enlazando con la gran vía romana Saltigi-Carthago Nova.
Se trata de un tramo de unos 22 metros de largo por 2 de ancho.

CEHEGÍN: En Cehegin se localiza la ciudad romana de Begastri en un cerro de mediana altura llamado Cabezo Roenas, cerca del curso del río Quipar, a dos kilómetros de la ciudad de Cehegín.

El yacimiento es un antiguo asentamiento ibérico, de época romana sólo se conservan escasos restos, alterados posteriormente en los siglos IV y V. Recientemente los arqueólogos han sacado a la luz una puerta romana; la más monumental de la Región de Murcia.
 

ACUEDUCTO DEL PARAÍSO: El acueducto moderno esta levantado con toda probabilidad sobre restos romanos, se encuentra en la rambla del Paraíso, Cehegín. La acequia que canaliza el agua como el propio acueducto debieron tener un origen romano, ya que en su base hay varios sillares trabajados, e incluso algunos caídos en la propia rambla, que parecen ser de factura romana.
 

VILLARICOS DE MULA: Los restos se localizan en la margen izquierda del río Mula. En la Villa se han hallado varias de las estancias algunas pavimentadas con mosaicos, aunque éstos se hallaban en ocasiones muy deteriorados y alterados por transformaciones posteriores. Entre los espacios documentados destacan las termas, en las que se encontró el caldarium y el laconicum. También se halló la cisterna. La villa se ha datado en el siglo I. Se mantuvo habitada hasta inicios del siglo VI, cuando pasó a usarse principalmente como necrópolis. También destaca el «torcularium» o almazara para la producción de aceite. Tiene un ingenioso sistema de conducción que canalizaba el aceite hasta la pileta en la que se almacenaba.

Ver Villas romanas

NECRÓPOLIS IBERA DE LOS NIETOS: El yacimiento ibérico de Los Nietos se localiza en el término municipal de Cartagena, en la pedanía de Los Nietos, sobre una loma situada a unos 100 m. al Oeste de la carretera de los Belones a Los Nietos, en la finca Las Mateas. Se han hallado materiales cerámicos y metálicos hallados durante la excavación de su necrópolis. Es el único poblado y necrópolis ibérica hallada junto a la costa murciana.

VILLA ROMANA DE PATURRO: Los restos de la villa romana del Paturro se localizan en las proximidades de la localidad cartagenera de La Unión.

La villa tenia dos usos, uno doméstico, en los que vivían los dueños de la villa en el que se han exhumado fragmentos de esculturas, entre las que destaca una cabeza de sátiro sonriente, restos de pintura mural, de pavimentos de mosaicos bícromos  y parte de unas termas.

En el segundo sector, de carácter industrial, se excavaron varías estructuras, balsas relacionadas con el trabajo de salazón y que fueron objeto de constantes transformaciones a lo largo de más de un siglo. También se halló una rampa realizada con mortero unida a dos grandes balsas y sobre la cual se hallaron restos de conchas marinas y un anzuelo de pescar.

Ver Villas romanas

MAZARRÓN: Los testimonios más antiguos de ocupación humana datan del Paleolítico Medio.
Mazarrón conserva un testimonio único a nivel mundial, dos barcos fenicios.
De época romana destaca el conjunto Romano del Alamillo un Miliario romano y la Factoría romana de salazones. Las estructuras conservadas son parte de un gran complejo industrial, de auge en los siglos IV–V. El resto de la fábrica se extendería bajo las actuales calles y solares colindantes. También destacan los restos del alfar romano del Mojón. Más restos romanos se han hallado en el Cerro de la Ermita de Singla, en Cabezo del Castellar, en la Loma del Pocico de Singla, en las Nogueras, en el Pocico, en la Tercia y el Molino.....

MURCIA: En los alrededores de la ciudad los hallazgos han sido numerosos y de excepcional importancia. De época íbera destacan el Santuario de la Luz, vinculado con el poblado del Verdolay, y la necrópolis del Cabecico del Tesoro. De época tardorromana-visigoda, destacan la Basílica de Algezares, y el Martyrium de la Alberca, monumento funerario paleocristiano, único en la península.

ARCHENA: Destaca el yacimiento romano hallado en el balneario.

 

 

MENÚ

CIUDADES HISPANIA

LA ESPAÑA ROMANA

TOPÓNIMOS