TESOROS DE HISPANIA

 

 

Los romanos construían tres tipos de caminos estratégicos (viae): los llamados stratis lapidibus o enlosados, los afirmados o injecta glarea y los sencillamente aplanados o terrenea. 

Siculus Flacus, Surveyor Roman (mensor) del siglo I, clasifica las calzadas en:
Las viae publicae
Las principales vías del Imperio, son llamadas viae praetoriae, viae militares o viae consulares. Era el Estado quien se hacía cargo de su construcción, pero las ciudades y de los propietarios de las zonas atravesadas por estas vías, debían de garantizar su mantenimiento. El promedio constatado del ancho de las viae públicae era de 6 a 12m.
Las viae vicinales
Partían de las vías públicas y permitían unir entre ellas varios Vicus en la misma región. Eran la mayoría de las vías de la red. La anchura media de una viae vicinalis era de alrededor de 4m.
Las viae privataes
Unían las principales propiedades, las villae, con las viae vicinales et publicae. Eran privadas, reservadas para uso exclusivo del propietario que la financiaba en su totalidad. La anchura media de una viae privata era de 2,50 a 4m.

Las calzadas inicialmente se utilizaban para facilitar el avance o desplazamiento de las legiones romanas, rápidamente se aprovecharon para fines administrativos y comerciales. Las calzadas principales eran financiadas por el Estado, y las secundarias se costeaban por los municipios afectados. A lo largo de las calzadas, cada 20 ó 25 millas romanas, se construían mansiones, lugares de descanso y cambio de caballerías.  Existen documentos que aportan datos sobre la red de calzadas existentes en tiempos del Imperio Romano el más conocido es el "Itinerarium provinciarum Antonini Augusti", conocido como el Itinerario de Antonino, del año 280, de autor desconocido. Recoge las 372 vías más importantes desde Roma a los puntos más alejados del Imperio, consignando las mansiones existentes y las distancias entre ellas, totalizando unos 90.000.-km. De este mapa 34 vías corresponden a la Hispania, con 10.300.- km de longitud. Otro documento es el libro III de su Geografía, Estrabón (63 a.e.c. – 19) describe ya una red de calzadas de algo más de 2.000 kilómetros en Hispania.

También aparecen datos en los Vasos Apolinares  del S I – II , fueron hallados en1852  en las termas de Vicarello Italia. Otro documento son las téseras de Astorga, aparecidas en Cangas de Onís, en las que figura el nombre del diunviro Lepido Máximo.

Uno de los documentos más importantes es  la tabula Peutingeriana, es una especie de mapa mundi del siglo IV, utilizado por un geógrafo anónimo de Rávena en el siglo VII, que recogen también algunos itinerarios en la península. La tabula es el itinerario más antiguo del mundo romano. Tiene una longitud de 680 m. por 33 cm. de altura.

Como se construían:

El grupo de operarios principales estaba compuesto por el administrador de obras, curator operis, el contratista, maceps, el ingeniero, architectus, los obreros especializados, cementarius y los albañiles normales, structures.

Para nivelar el terreno utilizaban un groma y un chorobates. Abrían dos surcos paralelos con un aratrum (arado) con 12m de separación; estos surcos eran las fossae (zanjas) y permitían conocer las condiciones del subsuelo. Si  no era el adecuado se sustituía o reparaba, o se le hincaba fistucaciones, pilones de madera.

Una vez consolidado el fondo, se añadía una capa de arena de 10 a 15cm de espesor llamada pavimentum en la que se encajaban las piedras del statumen con un grosor que variaba dependiendo del estado del suelo de 25 a 60cm. La aglomeración de las piedras se hacia con cal o arcilla. Después del statumen, se colocaba una segunda capa denominada rudus. Esta capa solía tener un grosor de 22cm y estaba compuesta de guijarros o piedras pequeñas, enlucidas con mortero de cal y compactadas con la pavicula o pisón. La tercera capa era la denominada nucleus, que consistía en un hormigón de gravilla y cal apagada.  Se consolidaba con rodillo, cylindrus, y su espesor variaba de los extremos  de 30cm al centro o agger de 45cm. La siguiente capa era la summa crusta o summun dorsum. Esta capa se colocaba sobre la anterior antes que esta fraguara. La capa se podía realizar con bloques de piedras poligonales con forma regular o irregular, opus incertum; en otros casos la capa era de hormigón con bloques de esquisto colocados de canto o simplemente de  grava. El espesor total de la calzada era de 90 a 145cm y su anchura entre cunetas era de 10,80m.

Además poseía los crepedines, bordillos laterales de unos 45cm de altura y 60 de ancho apoyados en el stratumen, sobre el que caminaba el centurión (oficial de infantería). A su vez estaban jalonadas por el gradus, pedestal para subir a caballo y por los miliarii, miliarios, separador por cinco mil pasos romanos, una milla romana, 1.468m.

 

Vías principales:

-La Vía Hercúlea o Augusta: enlazaba Roma con la Galia, el eje Mediterráneo, los valles del Ebro y del Guadalquivir, la zona minera de la penibética,  llegando hasta Gades. La Vía Augusta es la calzada romana más larga de toda la Península Ibérica, con un recorrido total aproximado de 1.500 kilómetros desde los Pirineos hasta Cádiz.
Reúne uno de los conjuntos de miliarios más importantes de toda la Hispania, con al menos 96 monumentos. Además pueden observarse aún hoy algunos restos de la propia calzada y vestigios de mansiones, puentes, centuriaciones, villas, arcos monumentales, toponimia.
El tramo mejor conservado se encuentra en Castellón, entre Cabanes y la Pobla Tornesa, que comprende unos 8 km, todos ellos con 6 metros de anchura, la distancia justa para que 2 carruajes pudiesen cruzarse en direcciones contrarias, sin tener que aminorar la velocidad, este tramo se encuentra perfectamente enlosado.

-La Vía de la Plata: Iter ab Emerita Asturicam, era un antiguo camino tarteso, que los romanos perfeccionaron y adecuaron para el trafico de mercancías y personas; construyeron la famosa Vía de la Plata. Salía de Mérida por el puente del río Albarregas, pasando entre otros municipios, por Aljucén, Cáceres, Baños de Montemayor, Salamanca, Benavente, la Bañeza y llegaba a Astorga. Su nombre actual es de origen árabe, cuando estos invadieron la península, S. VIII, la calzada se encontraba en buen estado y el camino estaba empedrado, B´lata. Siguió en uso y en buen estado hasta el reinado de los Reyes Católicos. Actualmente la nacional N-630 sigue el trazado de la antigua vía romana. Cada 25 millas los romanos instalaron una mansio, una especie de hospedería con servicio de comidas, con cuadras, venta o alquiler de caballos y carruajes jumentarii y carrucarri- o con un destacamento militar.
El Itinerario de Antonino nos describe trece mansio entre Mérida y Astorga. Algunas evolucionaron hasta convertirse en ciudades, Salamanca, Cáceres o Zamora.

-La Vía del Norte: Unía Tarraco con la Vía de la Plata a través de Ilerda, Cesaraugusta, Numantia y Clunia.

-La Vía del Atlántico: Se iniciaba en Lucus Augusta y recorría el frente atlántico luso hasta Onuva.

-La Vía Meseteña: Unía el norte hispano con la Vía Augusta.

- La Vía XVII de Braga: (Bracara Augusta ) a Astorga ( Asturica Augusta ), la ruta más directa que pasaba a través de Chaves.

- La Vía Nova de Braga: (Bracara Augusta) a Astorga (Asturica Augusta).

- La Vía XIX Braga: (Bracara Augusta) Astorga ( Asturica Augusta ), ruta diferente de la vía XVIII.

- La Vía XX Braga: (Bracara Augusta) Astorga ( Asturica Augusta ), por la vía marítima ; esta vía de la costa llega hasta Brigantium ( La Coruña ); a partir de Lugo, se incorporaba a la vía XIX para llegar a Astorga.

- La Vía Lusitanorum: En el Algarve Baesuris, Balsa, Ossonoba ( Faro ), Milreu, Cerro da Vila, Lacobriga ( Portugal ).
 

Existían numerosas vías secundarias que unían prácticamente todo el territorio.

Si quieres ver más información sobre calzadas y comercio, visita:  rutas y comercio.

 

 

HISTORIA

 

 

LOS TESOROS

TOPÓNIMOS

 

CRONOLOGÍA

 

LA ESPAÑA ROMANA

CIUDADES
   

MENÚ