LA MURALLA

 

Se conserva un lienzo de unos 80m de longitud. La muralla fue construida entre los siglos II y III, llegando a alcanzar un perímetro de 3.000m y a contar con 120 torreones en sus momentos de mayor desarrollo.

 

El amurallamiento de la ciudad se mantuvo como eficaz defensa durante el periodo visigodo y musulmán.  

Sus muros tenían un considerable grosor, que alcanzaba en muchas zonas los 7m, siendo la parte exterior de sillares de alabastro y caliza, y la interior de una argamasa extraordinariamente dura (opus caementicium).

Sus torres son semicirculares y tienen un diámetro en torno a los 8 m, alcanzando los 13 m. en una de las que flanqueaban la puerta occidental.

 

La muralla romana protegía perímetro y discurría por la calle Echegaray y Caballero, todo el trazado del Coso y la avenida de César Augusto. La ciudad se abría por cuatro puertas, situadas en el extremo de sus ejes, la septentrional en la embocadura del Puente de Piedras, la oriental junto a la iglesia de la Magdalena, la meridional ligeramente al este del Teatro Principal y la occidental al final de la calle Manifestación.

Se han hallado restos seguros de la muralla en 36 puntos del recorrido. Algunos han sido destruidos, otros se encuentran enterrados debajo de las calles y 12 pueden ser visitados. Los dos más espectaculares se encuentran a la vista, son el tramo de San Juan de los Panetes, en la avenida de César Augusto y el de las Canonesas del Santo Sepulcro, en el paseo de Echegaray y Caballero. Recientemente los arqueólogos han encontrado numerosos rastros de ella, de los que se pueden destacar los aparecidos en la esquina de Paseo Echegaray - C/ Coso y junto a la torre de la Zuda.

La muralla a partir del siglo XV se fue desmantelando.

 

 

HISTORIA

 

FORO

 

TEATRO

 

TERMAS

 

PUERTO FLUVIAL

 

PISCINA PORTICADA

 

LETRINAS

 

VER PLANO

 

NECRÓPOLIS

 

LA ESPAÑA ROMANA

 ZARAGOZA ROMANA

MENÚ

CIUDADES DE HISPANIA