TEATRO

Con toda seguridad el Teatro es el monumento más emblemático y visitado de la ciudad de Mérida. Su construcción, patrocinada por el cónsul Marco Agripa, yerno de Octavio Augusto, data de casi la misma época de la fundación de Augusta Emerita.
Se inauguró entre los años 16 y 15 a.e.c., según se deduce de las inscripciones sobre las dos puertas de acceso a la “orchestra.”
Se ubicó en uno de los extremos de la muralla, aprovechando la ladera del cerro San Albín.
Su continuado uso hizo necesarias algunas reformas. Hacia el 105 se levanto la actual frente de la escena, que se volvió a renovar entre los 333 y 335 junto con la vía que rodea la fachada. La capacidad del Teatro era de unos 6.000 espectadores, que accedían a su interior a través de las 13 puertas existentes.

 

La grada o "cávea" está dividida en tres sectores –Summa cavea, Media cavea e Ima cavea-, que a su vez acogían a las distintas clases sociales romanas que habitaban la ciudad.
La "ima cavea" dispone de veintidós gradas y seis puertas en su parte superior, que se comunican con un corredor semicircular que facilita la salida por dos puertas situadas en los extremos.
Un pequeño espacio que corta el centro de las tres gradas inferiores, se ha interpretado como un santuario de culto imperial.
La "media" y "summa cavea", poseen cada una cinco filas de asientos, siendo las ultimas las que se conservan en peor estado.

Delante de la "cávea ima" estaba la "orchestra", semicircular, que era destinada al coro. Pavimentada con losas de mármol, esta rodeada de tres gradas de honor reservadas para las autoridades. En su frente, un murete con alternancia de tramos curvos y rectos, le separan del escenario.

En el suelo del escenario “pulpitum”, estaría originalmente cubierto de madera, existiendo unos orificios en los que se colocarían los mástiles del telón y demás infraestructuras escénicas.

La zona mas espectacular del teatro tanto artísticamente como arquitectónicamente es el "frons scaenae". Sobre un basamento de sillares recubiertos de mármol rojo, reposan dos cuerpos de columnas de estilo corintio en las que se combinan el mármol azulado de sus fustes con el blanco de basas y capiteles. Sobre cada cuerpo de columnas se dispone un entablamento con arquitrabe, friso y cornisa ricamente decorados. Un gran muro de mármol cierra la escena.

Entre las columnas de la escena una serie de esculturas completan la decoración: Ceres, Plutón, Proserpina y retratos imperiales. Los actuales son reproducciones, los originales se pueden admirar en el MNAR.
En la parte posterior del "frons scaenae", existen varias dependencias interesantes, que eran utilizadas por los actores como área de esparcimiento, el "postcaenium", con un “peristilo” zona ajardinada rodeada con columnas. En uno de los extremos del peristilo, en un nivel superior, se pueden observar los restos de las letrinas. Al oeste, aprovechando unas estructuras derruidas de éste y pavimento de mosaicos del s.II, se levanto una casa, donde podemos observar unas interesantes habitaciones terminadas en ábside. Conservando la mayor de ella pinturas murales, que representan figuras humanas a tamaño natural.
Al fondo, en eje con la puerta "Valva regia" se halla una pequeña habitación rectangular “edícula” dedicada al culto imperial, donde se hallo entre otros restos, la cabeza velada del emperador AUGUSTO.
 

                                         

Con el paso de los años se va derrumbando, cegándose por la tierra y los escombros, manteniéndose visible durante siglos solo la parte superior del graderío con las bóvedas hundidas. Visto por los ojos del pueblo eran siete grandes asientos, “ las siete sillas” donde según cuenta la leyenda, se sentaron otros siete reyes moros para deliberar sobre el destino de la ciudad.

 

 Casa del Teatro

Al oeste del peristilo del teatro, con este en uso, una casa ocupó parte de su espacio. Esta casa conserva los pavimentos de mosaicos. Accedemos a ella por un vestíbulo que comunica con un patio rodeado de columnas y pilastras. A este se abren una serie de habitaciones, de las que destacan las terminadas en ábside. La mayor de ellas, se decoró con pinturas murales que representan figuras humanas a tamaño natural.

 

 

 

Ver Teatros romanos

 

HISTORIA

 

 

 

 

 

Menú

 

 

Vida en Emérita

Casa del Anfiteatro

Casa del Mitreo

Necrópolis

 

Trama Urbana

Foro de Emérita

Arco de Trajano

Templo de Diana

Más de Emérita

Espectáculos y ocio

Teatro

Anfiteatro

Circo

 Periferia e infraestructuras

El Agua; Acueductos y Pantanos

Puentes y calzadas

Extremadura Romana

Ciudades de Hispania