Pórtico de Octavia

El Pórtico de Octavia fue dedicado por Augusto a su hermana Octavia la Menor, en el lugar del Porticus Metelli, junto al Teatro de Marcelo. Sufrió un incendio en el año 80, restaurado por Domiciano, y posteriormente por Septimio Severo y Caracalla tras un segundo incendio. Estaba adornada con mármoles y tenía muchas obras de arte famosas. El recinto incluía una biblioteca levantada por Octavia en memoria de su hijo Marcelo, la curia Octaviae, y una schola. Se desconoce si estos eran parte de un solo edificio o eran construcciones independientes.
Durante la época medieval, fue utilizado como mercado de pescado, cuyo uso perduraría hasta finales del siglo XIX. El barrio Judío.

 

Pórtico de los Doce Dioses

Su forma actual es del año 367 cuando el prefecto de la ciudad Vetio Agorio Praetextatus realizó algunos trabajos de ampliación. Son doce columnas, una por cada dios: Júpiter, Juno, Minerva, Vesta, Ceres, Diana, Venus, Marte, Mercurio, Neptuno, Vulcano y Apolo. Las estatuas de bronce, que estaban detrás de las columnas, fueron llevadas posteriormente al Pórtico de los Dioses Consentes, situado cerca del Tabularium, al sur del Templo de Vespasiano y Tito.

 

Pórtico de monte Caprino

El pórtico está al pie del Monte Caprino, el pico sur del Capitolio. En 1933, durante la demolición de edificios medievales se descubrió el pórtico romano. El edificio superior es el Instituto Arqueológico Alemán.

 

Pórtico Minuciae

Se descubrió en 1930 con la ampliación de la calle. El lado izquierdo de la calle fue ocupada previamente por Porticus Minuciae y el lado derecho por el Teatro di Balbo. Era un patio rodeado de edificios bajos que se utilizó para la distribución de los productos básicos. Dos columnas de un templo que se encontraba en el centro han sido reconstruidas.


LA VIDA DIARIA HISTORIA CAÍDA CRONOLOGÍA

MENÚ