Termas de Agripa

Agripa las construyó en el 25 a.e.c. son las primeras termas de Roma en un complejo que también incluía el Panteón y un lago. A su muerte las donó al pueblo romano para su uso público y gratuito.

El complejo termal quedó prácticamente destruido durante el incendio del año 80.
El foso situado detrás del Panteón y los perfiles circulares de ladrillo que se ven desde la Via dell’Arco della Ciambella estaban pegados a los baños de Agripa. Esto nos da una idea de su tamaño teniendo en cuenta que fueron proyectados para el uso y disfrute de Agripa.
En tiempos del emperador Adriano se realizaron diversas reformas internas. A partir siglo VII se utilizaron como cantera. Hoy en día la zona se encuentra altamente urbanizada y los restos que se conservan son muy escasos.


Termas de Caracalla

Su construcción se inicio en el 212 bajo el mandato del Emperador Séptimo Severo y se terminó en el 216 bajo el mandato del Emperador Caracalla. El recinto exterior fue añadido por Heliogábalo y Alejandro Severo. En su interior se podían alojar 1.600 bañistas. El recinto exterior media 400x328m. Su planta cuadrada abarcaba 110.500m2. Permanecieron en uso hasta el siglo VI, en que los invasores bárbaros destruyeron los acueductos que la proveían de agua. También albergaba dos gimnasios, puestos de comida, y dos bibliotecas, jardines, etc. Para el suministro de agua, se desvió un ramal del Aqua Marcia.

Los hombres acudían por las mañanas, las mujeres por las tardes y los esclavos a última hora.
Se conservan grandes fragmentos de mosaicos y varias de las gigantescas bañeras de mármol, esculpidas en un solo bloque, se trasladaron al centro de Roma para ser usadas como fuentes. Su escultura más famosa, el grupo llamado "Toro Farnesio", se conserva en el Museo Arqueológico de Nápoles.
Las ruinas sirven de fondo para la temporada de Ópera del Teatro dell'Opera di Roma cada verano.

 

Termas de Diocleciano

Situadas entre las actuales Piazza del Cinquecento y Piazza della Repubblica, un museo que recoge restos de la suntuosidad de las termas descubiertas con la construcción de la estación de Termini; destacan los mosaicos de los suelos. Datan del 305, el emperador Diocleciano, que nunca había estado en Roma, quiso construir el complejo termal más grande de todos los tiempos, con capacidad para más de 3.000 personas.

Fueron completadas durante el mandato de varios emperadores. Continuaron siendo utilizadas hasta que los godos interrumpieron el flujo de agua de los acueductos que las surtían en 537.

Desgraciadamente no queda casi nada de estas antiguas termas, las partes mejor conservadas han sido incorporadas a la iglesia renacentista de Santa María degli Angeli y al Museo Nazionale Romano.

En noviembre de 2008, el aula X de las termas se abrió de nuevo al público tras 30 años de trabajos de restauración. En el complejo de las termas actualmente se encuentran la Basílica de Santa Maria degli Angeli e dei Martiri (en el tepidarium), la Iglesia de San Bernardo alle Terme (en una de las dos salas circulares), y parte del Museo Nacional Romano.

 

Termas de Nerón

Las Termas de Nerón fueron construidas durante el reinado de Nerón, y reedificadas a en época del emperador Alejandro Severo, lo que provocó que fueran rebautizadas como Thermae Alexandrinae.
Dichos baños ocupaban una superficie aproximada de 300 x 120 metros, situándose a 50 metros al oeste del Panteón de Agripa. Actualmente solo son visibles algunos vestigios aislados, pero se sabe que diversos palacios e iglesias como el Palazzo Madama y San Luigi dei Francesi emplearon muros romanos de las termas a la hora de ser construidos.


Termas de Tito

Estaban ubicadas al pie del Monte Palatino, en donde se encontraba el palacio del emperador construido por Augusto. Las termas tenían capacidad para recibir a 1.600 personas.


Termas de Trajano

Las Termas de Trajano fueron construidas a partir del 104, se hallaban sobre parte de lo que fue el palacio dorado de Nerón (Domus Aurea).
Sus gigantescas cisternas podían almacenar más de 8 millones de litros de agua. Todavía existen y son conocidas como las Sette sale ("siete salas").

 

 
ITALIA ROMANA
LA VIDA DIARIA HISTORIA CAÍDA CRONOLOGÍA

EJERCITO

 

CARTOGRAFÍA

 

DINASTÍAS

 

MENÚ